Carnaval de Amsterdam

Carnaval de Amsterdam – Carácter latino

El Carnaval de Amsterdam es una de las celebraciones más jóvenes de toda Europa, ya que no parte como tradición festiva entre los habitantes de esta famosa ciudad, uno de los principales puertos de Europa y que es conocida por su diversión y el famoso barrio rojo.

La celebración del carnaval parte de la comunidad latina que vive en la ciudad, en su mayoría brasileños, empezaron a inculcar los ritmos y las música de esta festividad, que poco a poco fue ganando adeptos, y que a día de hoy, es uno de los principales eventos de la ciudad.

Su duración es muy corta, sólo durante un día se permite la celebración del carnaval, en el que la ciudad ha puesto de su parte adaptando muchas de las costumbres de estas fiestas, como la entrega del mando de la ciudad al rey del carnaval y la dotación de espacios y lugares para la celebración de la fiesta y la celebración de conciertos y actuaciones para que todos puedan terminar un gran día de fiesta. Además en los parques se suceden los espectáculos callejeros y los pasacalles recorren la ciudad animando a la gente para que se sume al carnaval.

Aunque prácticamente, toda Amsterdam se vuelva con la celebración, y con ellos su calles, donde se permite beber y seguir la fiesta, eso si, sin armar mucho jaleo, ya que todo tiene un límite. Uno de los momentos más divertidos de la celebración del carnaval de Amsterdam es cuando se produce el desfile oficial.

Carnaval de Amsterdam

En él, salen representadas todas las agrupaciones que han estado preparando el carnaval, con las típicas carrozas, y los bailes y músicas latinos que tanto gustan por estos lugares. Se complementa con pasacalles y música donde la diversión es el hilo conductor de todo este evento.

Los restaurantes de la ciudad de estilo latino también colaboran con la celebración. En sus cocinas, preparan deliciosos platos tradicionales de sus tierras de origen para que puedan probarlos sus vecinos, así, aquel que no conoce nada de esta fiesta y de esta cultura, puede hacerse una idea de sus tradiciones y valores.

Aunque, esto es Amsterdam, y no hay nada tradicional en lo que se hace aquí, uno de los puntos álgidos del desfile es cuando pasan por el famoso barrio rojo, los escaparates de las mujeres que allí están quedan adornados con decoración del momento, lo que hace que también se contribuya a la fiesta de su forma.

La cantidad de jóvenes que llegan de toda Europa es muy grande todos los años, ya que los excesos habituales que se pueden cometer en este lugar, se le suma la fiesta por las calles junto a otros miles de personas, lo que hace que el viaje al Carnaval de Amsterdam sea una experiencia más completa.

Los holandeses han ido adaptado la celebración a sus propias costumbres, por lo que es común, ver a grupos de jóvenes recorriendo los bares de la ciudad al grito de Alaaf, brindando con chupitos por esta festividad. Cada uno toma las costumbres que mejor le parezcan de cada lugar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *