Carnaval de Humahuaca

Anuncios publicitarios

Carnaval de Humahuaca 

Humahuaca es la ciudad cabecera del departamento homónimo, en la provincia argentina de Jujuy. Aunque el viajero que vaya fuera de temporada no advierta signos extraños, debe saber esto: una vez por año, en Jujuy entierran el diablo. Durante el ritual, los chicos lloran y los grandes están a punto.Todas las jornadas son motivo de festejo y de compartir alegría, diversión y por sobre todo mucho talco aromatizado y albahaca.

La celebración del carnaval es en Humahuaca, como en todo el territorio jujeño, una de las festividades tradicionales donde una multitud de personas se reúne entorno a la conmemoración de la fecundidad de la tierra y honran a la Pachamama.

Una de las celebraciones más típicas, coloridas y entusiastas de toda la Quebrada.  Una semana antes de la Cuaresma y en coincidencia con el comienzo del tiempo de la cosecha, se sucede esta milenaria fiesta pagana llena de fantasía, música y color. Aquí, el carnaval español se fusionó con costumbres milenarias y rituales destinados a celebrar la fecundidad de la tierra. Las máscaras utilizadas en las comparsas aseguran el anonimato de los participantes que coronan sus cabezas con flores de colores. Ramitos de albahaca fresca regalan ‘los diablos del Carnaval’ a todos los presentes.

Según la creencia popular, para que el universo tenga una armonía entre los seres de arriba y los seres de abajo, una vez por año, en el carnaval, hay que dejar que estalle el caos. Entonces, el diablo sale de las entrañas de la tierra y permite que cada uno haga lo que quiera durante una semana. Así, todo el pueblo se reúne. Las mujeres preparan un picante de panza y, luego de cavar un pozo, alimentan a la Pachita (Pachamama), y le piden por un buen año. Además de la comida, le dan hojas de coca, cigarrillos encendidos, y para que no le falte nada, chicha y hasta alguna botellita de whisky, si hay. Finalmente, tiran algunos cohetes al cielo y desentierran un pequeño diablito de trapo. La banda lo festeja con tambores y vientos, cada uno, desde el más rico hasta el más pobre, se siente libre (por una semana). Toman y festejan de la noche a la mañana; los matrimonios piden tregua y durante algunos días los hombres y las mujeres son solteros. Es el carnaval, el diablo está en la tierra, así que nadie puede protestar. Las comparsas recorren los pueblos, y los chicos se disfrazan de diablos con telas raso llenas de brillos y espejitos.
Carnaval de HumahuacaGracias a una buena administración y a unos departamentos de turismo y cultura eficientes, Argentina ha sabido ubicarse en el mapa, gracias a sus grandes celebraciones que se realizan anualmente en la época de carnavales. Además del carnaval de la alegría, podemos rastrear otra festividad llamada carnaval de Humahuaca, el cual se lleva a cabo en la provincia de Jujuy; y posee un gran colorido con un significado trascendental que marca de un modo u otro la concepción del mundo de los primeros habitantes de la región.

El festejo de carnaval como lo conocemos hoy en día, ha llegado a nosotros de la mano de los españoles conquistadores de América. Sin embargo, es importante señalar que en estas latitudes del mundo existía una festividad similar, que buscaba celebrar la fecundidad de la tierra y hacer honores a la Pachamama o la Madre Tierra. Durante estas festividades que casualmente duraban lo que hoy conocemos como la cuaresma, los indígenas celebraban con desenfreno en una festividad llamada Kaapaj Inti Ram, que comenzaba a mediados de Diciembre y finalizaba por el mes de Marzo.,

Anuncios publicitarios

El carnaval de Humahuaca es una excelente combinación del pasado indígena que une a las tierras argentinas con las tierras del Perú, combinada hasta cierto punto con todas las innovaciones dadas por las tecnologías modernas. Aunque, es importante destacar que sus habitantes han buscado de mantener esta celebración lo más apegado a las costumbres y tradiciones de este pequeño poblado lleno del encanto del pasado.

Para aquellas personas a las que les gusta festejar y revivir las antiguas tradiciones, de seguro les llamará la atención asistir al menos una vez al carnaval de Humahuaca, en donde sus pobladores suelen vestirse con grandes trajes coloridos adornados con cascabeles y acompañados con unas máscaras, mientras comienzan a hacer una serie de bailes al ritmo de los instrumentos autóctonos como las anatas, los erkenchos, los charangos y bombos.

El carnaval de Humahuaca se lleva a cabo exactamente en la Quebrada de Humahuaca en un pequeño pueblo llamado Tilcara, en donde se unen Perú, Bolivia y Argentina, por tal motivo, es muy probable que si se realiza un estudio a fondo de esta tradición; es posible que además del influjo español, también existan reminiscencias de las tradiciones bolivianas y peruanas.

La liberación de los diablos carnavaleros dan inicio del Carnaval con las calles llenándose de color y del sonido de charangos, cajas, quenas, sikus, anatas y guitarras.

Carnaval de Humahuaca fuegosA modo de cultura general, podemos decir que este evento que muestra las tradiciones y la cultura de una región, tiene una extensión de ocho días, y comienza con una festividad llamada el desentierro del diablo. Con esto, de una manera simbólica se comienzan a liberar todas aquellas prohibiciones del ser humano, y se le da rienda suelta a la celebración y al festejo descontrolado durante este período de tiempo. Posteriormente, el último día de la celebración, se da paso a una especie de ritual llamado el entierro del diablo en donde se usan artículos como: cigarros, coca, chicha y serpentinas, la cuales se arrojan en un hoyo que simboliza la boca de la Madre Tierra, en donde se dice que mora el diablo.

Los dos jueves anteriores al carnaval los compadres se reúnen para celebrar el reencuentro, y al jueves siguiente llega el turno de las comadres, quienes se entretienen en divertidas copleadas relatando lo que les ocurrió a lo largo del año. El sábado de carnaval se juntan las comparsas.

El carnaval de Humahuaca dura ocho días: con el sol las comparsas concurren a las invitaciones, bailando carnavalitos por las calles, y a la noche se baila en los locales. El festejo termina el “Domingo de Tentación”, con el “entierro” del Diablo, en un hoyo que representa la boca de la Pachamama, junto a cigarrillos, coca, serpentinas y chicha. Se prueban entonces platos típicos como empanadas, corderos,queso de cabra y bebiendo, entre otras cosas, chicha y entre lamentos se reza para que haya nuevamente diversión al año siguiente.

Anuncios publicitarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *