Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Anuncios publicitarios

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria es una de las fiestas más antiguas, con más historia y carácter propio de la capital gran canaria. Más de cinco siglos de vida contemplan la celebración de la mascarita, la impostura… y la carne. Sus antecedentes se remontan casi al mismo inicio de su historia. La capital gran canaria, fundada el 24 de junio de 1478, destacó pronto por su capacidad para aglutinar culturas, con la presencia de pobladores de diversa procedencia. La primera referencia directa al Carnaval se localiza en el S. XVI, en 1574, con el baile de máscaras y disfraces. Pero cuando empieza la fiesta vivir su primer salto importante es  a mediados del siglo XIX, con la aparición de instituciones socio-culturales con capacidad para convocar fiestas con motivos diversos, complementadas por las primeras cabalgatas de carrozas y carros alegóricos acompañados por las máscaras y fue en el siglo XX  cuando la aparición de instituciones como el Club Náutico o el Club Victoria amplían el mapa carnavalero a la zona de los muelles de la ciudad y al bario de La Isleta. Aunque la represión estatal impidió el desarrollo de una cita que se enmascaró bajo la denominación de “Fiestas de invierno”, y  los vecinos tuvieron que esconderse y  mantener viva la fiesta de carnaval de manera clandestina.

El Carnaval moderno cobró su dimensión actual a partir de 1976. Se recuperó entonces la fiesta en la calle. Unos meses después de la muerte de Franco un vecino de la Isleta, Manolo García, llamaba al gobernador civil de la provincia y lograba la autorización para que el carnaval volviera a las calles de la ciudad y se pudo celebrar una cabalgata de disfraces, después de 40 años de prohibición. Los vecinos de La Isleta constituyeron el primer Patronato del Carnaval y cogieron las riendas de la organización en estos primeros años.

Carnaval de Las Palmas de Gran CanariaLa historia del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria se remonta a la conquista de la isla por parte del imperio español. Esta llegada de castellanos e inmigrantes de medio mundo, hizo que se multiplicara la oferta cultural de la isla, por lo que esta celebración fue adquiriendo cada vez más relevancia entre las fiestas de la ciudad.

Durante muchas décadas fue considerado uno de los mejores carnavales de España, pero la prohibición nacional de celebrar estas fiestas, hizo que se desvirtuara en otra celebración, las fiestas de invierno, ya que no contaban con el respaldo de la población, por lo que se hacia de forma tranquila en las casas de las personas. Con el levantamiento de la prohibición trajo nuevos aires a esta fiesta, y poco a poco a ido formándose y mejorando hasta convertirse en una de las mejores de España.

En la década de los 80 la organización del carnaval se tuvo que profesionalizar y especializar. El Carnaval se apoderaba de toda la ciudad y exigía un presupuesto mayor, más actividades y una ordenación municipal. Todo ello sembró la semilla para que se produjera el acuerdo entre el Patronato del Carnaval y el Ayuntamiento. En este proceso jugó un papel fundamental la figura del alcalde, Juan Rodríguez Doreste, un auténtico carnavalero que impulsó la creación de una Comisión Mixta para la organización de las carnestolendas.

En 1986 se dio otro paso en la organización del Carnaval con la creación de la Fundación del Carnaval de Las Palmas en la que estaban representados el ayuntamiento, los grupos políticos, las asociaciones de vecinos, los grupos de carnaval y otros colectivos sociales. En esos años se organizó una todavía hoy recordada fiesta veneciana en Vegueta.

Hoy en día el carnaval de las Palmas de Gran Canaria  se ha hecho con una historia característica entrañable de muchos personajes populares, como Juanito El Pionero o el Charlot de Las Palmas, y ha pasado a ser la fiesta de mayor impacto social y económico de la isla de Gran Canaria y uno de sus principales atractivos turísticos. Una celebración que ha sabido adaptarse a las nuevas demandas de ocio, diversión y espectáculo de una sociedad mediática, conservando todo su sabor popular. En 2001 se constituye Promoción de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, S.A., que se hace cargo de la gestión y organización de las fiestas del carnaval.

El espectacular carnaval de Las Palmas de Gran Canaria es uno de los que más gente visita de toda España, su gran número de días de celebración, 22 días, hace que prácticamente cubra toda la oferta de actividades, eventos y concursos que se pueda esperar de unos carnavales.

Para cada edición del Carnaval, se selecciona un cartel que representará, promoverá, promocionará y anunciará las carnestolendas durante el tiempo que duren. Se elige dentro de un concurso abierto, exponiéndose al público los seleccionados para su visionado. Posteriormente entre estos se elige el ganador y se presenta oficialmente. y se creó un himno, llamado Invitación al carnaval, que abre paso al carnaval y le da su propia identidad a la ciudad de las Palmas de Gran Canarias.

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria baileLa fiesta comienza a finales de enero cuando se produce el pregón, que es la gala de apertura de las fiestas, los pregoneros son designados por la sociedad que dirige el Carnaval, siendo un homenaje o distinción para los que lo realicen. Mediante esta formula instaurada no hace tantos años, se pretende dar una visión y versión única de los carnavales, que tantos años ha dividido la fiesta por las diferencias entre las asociaciones de carnaval y el ayuntamiento. La primera verbena popular será ofrecida en el barrio de Vegueta con la clásica fiesta de la sábana.

El domingo es el turno de los más pequeños y de los animales de compañía, con sendos desfiles que harán encender la mecha del carnaval por toda la ciudad. El resto de días hasta el siguiente viernes están copados por la celebración del concurso de Murgas.

Empiezan los platos fuertes de esta celebración el fin de semana, con el viernes la elección de la Gran dama en el Parque de San Catalina, uno de los centros neurálgicos de todos los eventos de la ciudad. Al día siguiente, la final de Murgas también tendrá lugar en el gran escenario montado en el Parque de San Catalina, uno de los eventos más esperados, por el especial cariño que se le tiene a las Murgas de la ciudad, con su gracia e ironía que utilizan, hacen las delicias del público,murgas infantiles, además, tendrán su propio desfile en el que podrán disfrutar de una mañana muy divertida junto a su familia. Por la tarde, las comparsas de adultos tomarán el Parque de Santa Catalina donde se finalizará la fiesta bien entrada la noche.

Durante el resto de la semana se suceden los actos y eventos culturales por la ciudad, los barrios adquieren protagonismo organizando sus propios desfiles y animando a los barrios cercanos. También los pequeños podrán participar en numerosos talleres que organiza el ayuntamiento.

Al día siguiente es el turno para que los más pequeños demuestren su arte con lasPero todo el mundo está esperando al fin de semana, que son los días grandes del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, donde el viernes ya comienza la fiesta y no se para hasta el siguiente sábado si se quiere.

La Gala de la Reina del Carnaval abre las celebraciones en el Parque de Santa Catalina, donde se llevará la fiesta del carnaval a las calles cercanas donde se acabará muy tarde. Pero el sábado es el día elegido para la gran cabalga.

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria desfileEste día, miles de personas de multitud de países de todo el mundo asistirán a la gran cabalgata del desfile del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Las principales calles de la ciudad se llenarán de confeti, alegría y diversión al paso de las numerosas comparsas, pasacalles y todo tipo de animación, con seres fantásticos o con trajes típicos, todo ello es posible en este desfile que a su final, se seguirá con una macro fiesta en la que se podrá disfrutar de la música y la diversión hasta altas horas de la madrugada.

El domingo y el lunes son días un poco más tranquilos, el domingo es el turno de la Reina infantil, y pocos actos más, la gente guarda fuerzas para el Lunes, donde se produce la primera fase del concurso de Drag y que comienza con un desfile tradicional por las calles del centro y termina con una gran fiesta de carnaval.

El viernes siguiente se produce la final de la gala de Drag, un evento muy seguido por la gente por la fiesta que se genera alrededor del evento. Muy divertido y mucho desenfado son las claves del éxito de esta celebración que es retransmitida por las televisiones de medio mundo. Pero el fin de fiesta va a llegar pronto.

El sábado es el día del entierro de la sardina, aquí todo acaba o todo empieza según se mire, un gran desfile acompañara los últimos momentos de la sardina que al ser quemada darán por concluidos los carnavales de Las Palmas de Gran Canaria un año más.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *