Carnaval de Milán

Carnaval de Milán – Los ” raros ” de Europa

El carnaval de Milán es un carnaval un tanto original, partiendo del propio nombre que tiene, ya que no se define propiamente como carnaval de Milán, sino Carnaval Ambrosiano, ya que no tiene la misma duración que el carnaval tradicional, ya que dura hasta el sábado después del Martes de Carnaval, y el se traslada los elementos propios del miércoles de ceniza al domingo debido a una curiosa leyenda local.

Según cuenta esta leyenda, el obispo San Ambrosiano, estaba fuera de la ciudad cuando iban a terminar estas celebraciones, por lo que mandó una carta pidiendo a la ciudad que esperaba a su regreso para poder celebrarlo todos juntos. La ciudad acepto, y se espero hasta que llegó al sábado siguiente, una vez en la ciudad se procedió a celebrar el último día de carnaval, y desde entonces, se guarda este día como agradecimiento al Patrono de la ciudad

El carnaval de Milán es una mezcla de color y alegría, donde la variedad y colorido de los disfraces de los participantes hace que sea una fiesta muy viva, además, todos los pasacalles y actuaciones que se van sucediendo por cada plaza de la ciudad hacen que te sientas dentro de una fiesta continua muy divertida.

carnavales de milanEl disfraz estrella entre los habitantes de la ciudad es el de Meneghino, un personaje local famoso de porte reservado pero en el fondo pillo y muy perspicaz y mordaz, es el favorito de los niños y adultos cuando tienen que elegir un tipo para disfrazarse, además su característico sombrero de tres puntas, es uno de los más usados en todo el carnaval, aunque se lleve otro disfraz por ser uno de los símbolos de los carnavales.

La plaza duomo es el punto final del último desfile del carnaval de Milán, donde se concentrarán todas las carrozas para poner punto y final a la celebración por un año más. Una vez terminado el desfile, en el que estarán representados todas las asociaciones de la ciudad con sus carrozas, bailes y músicas que animarán a los allí congregados.

Aunque uno de los días grandes si se quiere disfrutar de una buena fiesta es el sábado, este día, las agrupaciones hacen desfiles por la ciudad de forma más aleatoria, lo que hace que prácticamente toda la ciudad esté de fiesta, una vez terminados los desfiles se proceden a las charangas de grupos más pequeños pero que son capaces de congregar a muchas personas en una plaza y a los conciertos organizados por el ayuntamiento, en el que cada año intentan superarse con la calidad de los artistas que traen para el evento, lo que hace que mucha gente venga casi en exclusiva por el concierto, y luego, decida quedarse un poco más. Es un buen reclamo para los turistas de medio mundo que son capaces de viajar miles de kilómetros por ver a un artista.

Las más de dos semanas del carnaval de Milán nos harán pasar unos ratos muy agradables a lo largo de toda la ciudad. Además, es una ocasión perfecta para conocer una de las ciudades más bellas de toda Europa, con grandes museos e iglesias que nos dará el toque cultural que se necesita en cada viaje.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *