Carnaval de negros y blancos

Anuncios publicitarios

Carnaval de negros y blancos 

Los orígenes del Carnaval se remontan a los tiempos antiguos y celebraciones de las culturas indígenas agrarias de los Pastos y Quillacingas a su dios de la luna, al cual pedían amparo en los cultivos.
Con el transcurso del tiempo, a estas expresiones culturales campesinas, se sumaron algunos elementos de festividades españolas y más tarde, las africanas, dando comienzo a lo que hoy en día es el Carnaval de Negros y Blancos en Pasto.
Poco a poco, al Carnaval se le fueron agregando otros elementos: el cosmético, el talco, la música y las carrozas con gigantescas esculturas construidas por los artesanos que cumplen un papel muy importante en estas celebraciones.

Del 2 al 7 de enero, Pasto, Nariño, se llena de historia, colores, risas y música, gracias al Carnaval de Negros y Blancos, una manifestación que representa la identidad del pueblo nariñense y que contagia a todos los colombianos y extranjeros.

Pasto es una ciudad de Colombia, capital del departamento de Nariño. La ciudad ha sido centro administrativo cultural y religioso de la región desde la época de la colonia. Es también conocida como «Ciudad sorpresa de Colombia»

En cada calle y rincón de esta bella ciudad, los pastusos y turistas hacen parte de esta fiesta asistiendo a eventos como el desfile de colonias, donde se muestra la riqueza cultural de esta región del país, así como el carnavalito, actividad donde los niños con su imaginación se adentran en la cultura popular para expresar el amor por su tierra, el arte y el carnaval, entre otras.

carnaval de blancos y negros mascaraEl Carnaval de Negros y Blancos, apoyado por la Dirección de Patrimonio y el Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura, se celebra cada año en Pasto, atrayendo a un gran número de turistas provenientes de todos los rincones del país y del extranjero, que además, fue declarado en el 2002 Patrimonio Cultural de la Nación y en el 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La ciudad de Pasto se ha conocido históricamente como el punto de encuentro y cruce de caminos de diferentes pueblos y colonias. Considerado como la manifestación cultural más significativa, el Carnaval de Negros y Blancos se convierte en una experiencia cultural única.

Es por esta razón, las celebraciones del Carnaval constituyen una muestra cultural autóctona que expresa una fusión perfecta de rituales indígenas, expresiones culturales de los españoles y de la cultura africana.

Poco a poco, al Carnaval se le fueron agregando otros elementos: el cosmético, el talco, la música y las carrozas con gigantescas esculturas construidas por los artesanos que cumplen un papel muy importante en estas celebraciones.

El carnaval de negros y blancos es como la mayoría de los carnavales realizados en las distintas ciudades de Colombia, una fusión de origen cultural. En este caso, la fusión se centra entre la cultura de la Amazonia, de los Andes y del Pacífico. Sin embargo, el Carnaval de negros y blancos, a diferencia de los demás carnavales tiene particularidades que lo hacen resaltar, una de ellas es la fecha en la que se realiza, la cual fue elegida por ser la fecha donde se realiza la celebración de la Luna, en donde se efectúan una serie de rituales y ceremonias por los Pastos y los Quillacingas. La celebración de La Luna o Quilla, es realizada para honrar a la luna y pedirle al Sol que se protegieran las cosechas y cultivos de los indígenas. El carnaval es celebrado en Pasto, una ciudad andina de Colombia.

El carnaval tiene 6 días de duración, comenzando el dos de enero y finalizando el 7 de enero. Es importante destacar que el Carnaval de negros y blancos fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en el año 2002. Esta fiesta cultural posee la mezcla perfecta de todas las fusiones culturales, entre las cuales se evidencia los rituales indígenas, la cultura española y la cultura africana, haciendo de éste evento algo inolvidable y el cual atrae a todos los colombianos y a turistas a presenciarlo años tras años.

Anuncios publicitarios

Con el paso del tiempo, se fueron incorporando una serie de elementos al Carnaval de blancos y negros, como el maquillaje, el talco, las carrozas gigantescas que son construidas por los artesanos del país y sobretodo, la música.

Empiezan por el  2 de enero, con el Desfile de Colonias, donde una romería de visitantes, ciudadanos y habitantes de los distintos corregimientos de Pasto llegan para ofrendar a Nuestra Señora Virgen de las Mercedes, proclamada Gobernadora de Pasto, con la bendición del sacerdote se da inicio a estas festividades, después se  inicia el desfile donde los 64 municipios de Nariño participan de este desfile, mostrando sus tradiciones, mitos, leyendas, gastronomía, música y valores culturales propios de cada región.

El 3 de enero, el Carnavalito y Canto a la Tierra. Desde hace unos 40 años, los niños realizan su propio Desfile de Carrozas en escala infantil, concebidas y elaboradas por ellos mimos, en aquello que para muchos es una iniciación en la actividad artesanal y artística, en elaborar carrozas y alegorías ambulantes, y en la tarde se lleva a cabo otro desfile importante y muy colorido que es Canto a la Tierra donde varios colectivos coreográficos desfilan danzando con sus mejore trajes artesanales, haciendo un homenaje a la Pacha Mama (Madre tierra), entrando a participar por cupos y así hacer parte del desfile magno.

Al siguiente día, el desfile de la Familia Castañeda por las calles de la ciudad y preludio del Carnaval que se realiza el 4 de enero, haciendo referencia a la leyenda del Carnaval, según la cual en el año 1928 un grupo de pastusos invitó a disfrutar de las fiestas a una familia bautizada más adelante, como La Familia Castañeda, que para conmemorar la llegada de esta familia, se realiza un desfile compuesto por muchas comparsas en donde participan grupos de personas disfrazadas o vestidas con trajes de la época que pretenden remontar a los espectadores a principios de siglo pasado. Este es el primer día en que la gente empieza a pintarse y se arma una gran fiesta en las calles de la ciudad.

carnaval de blancos y negrosEl 5 de enero, el Día de los Negros. Durante esta jornada se conmemora el día libre que tenían los esclavos para compartir y dar rienda suelta a sus desahogos lúdicos. Dicen los historiadores que hacia el año de 1854 ya se jugaba un Día de Negros, en conmemoración de aquel día libre que se decretó para las gentes de color. El Día de Negros era para tiznar las caras de cuantas personas se encontraban al paso, cantando y bailando al son de la música autóctona de orquestas improvisadas.

Al día siguiente el turno es para los Blancos con el Desfile Magno. En contraste con el día anterior, en esta fecha los pastusos se pintan de blanco, generalmente con talco industrial o perfumado, usándose muy poco la harina, y las pinturas cosméticas.

La atracción principal, además de verbenas populares en las plazas y calles de la ciudad, es el llamado Desfile de Carrozas, el gran desfile que cubre un recorrido aproximado de siete kilómetros, en un sendero que recorre las calles del centro de la ciudad, pasando por la Plaza del Carnaval y parte de las avenidas de la periferia que en conjunto, conforman la llamada Senda del Carnaval.

La gran mayoría de los ciudadanos, más otros tantos miles de turistas y visitantes se vuelcan a las calles para presenciar este Desfile Magno, aplaudiendo y arrojando confeti o serpentinas a los participantes, todos danzando al ritmo de canciones tradicionales y típicas, como La Guaneña, El Trompo Sarandengue, el Son Sureño, El Chambú, y otros ritmos como sayas y composiciones andinas inéditas que se estrenan cada año.

El 7 de enero, el Festival del Cuy y la Cultura Campesina, una actividad de cierre del Carnaval y donde se vincula a pequeños productores del sector rural para que comercialicen sus productos entre ellos el más representativo del municipio, el cuy.

 

Anuncios publicitarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *