Carnaval de Niza

Carnaval de Niza – La belleza de Francia

El carnaval de Niza es uno de los más famosos de Francia, donde se combina perfectamente, la tradición, la belleza y los toques de modernidad que tan bien ha sentado tanto a la ciudad como al propio carnaval.

La perla de la costa azul, la ciudad de Niza tiene grandes atractivos a lo largo del año, su primavera exuberante, su cálido clima estival muy demandando por millonarios de todo el mundo y sin duda su carnaval, hacen de Niza una ciudad abierta tanto a nuevas como a viejas experiencias, un deleite para los 5 sentidos.

La fiesta del carnaval de Niza comienza a prepararse mucho antes de los días grandes de febrero, donde la decoración de las carrozas puede llevar en muchos caso a más de 6 meses de preparación, lo que luego refleja su magnifico resultado final compitiendo entre ellas en espectacularidad y vistosidad, un concurso muy reñido que se celebra en mitad de las celebraciones del carnaval de Niza otorga un premio a la mejor carroza, uno de los más codiciados del carnaval.

Carnaval de Niza

Aunque no hay que perder de vista los maquillajes que llevan las agrupaciones en el desfile de carnaval, su preparación también requiere tiempo, casi dos horas se tarda en pintar y vestir a cada musa del carnaval, donde la variación de los disfraces hace dar un toque diferente al lugar.

Los disfraces son tanto modernos como clásicos, donde muchos de ellos pasan de generación en generación con mínimos retoques, estos son los más apreciados por los clásicos del carnaval, ya que se conserva la tradición que ha llevado a este carnaval como uno de los referentes europeos.

Uno de los actos diferenciadores con otros carnavales, es la batalla amistosa que se celebra en mitad de uno de los desfiles, es un acto tradicional al cual asisten miles de visitantes de todo el mundo cada año. Participar en el requiere una previa inscripción, y se tendrá la oportunidad en participar en una de las batallas más bonitas del mundo, la de las flores, en la cual, más de 10 mil flores procedentes de la campiña francesa serán tiradas entre los asistentes y las carrozas.

El fin de fiesta de este desfile transcurre en la plaza Massena, en la cual, todas las carrozas junto a las del rey y reina del carnaval terminará con una celebración de música y fuegos artificiales, una vez terminado el programa oficial, se procede a disfrutar de la noche, donde toda la ciudad permanece despierta hasta altas horas de la madrugada pudiendo disfrutar de los múltiples conciertos de diferentes estilos musicales que se van celebrando en toda la ciudad, prácticamente cada plaza y barrio colabora montando un escenario o sacando altavoces a la calle, llevando unos días de alegría y fiesta a la ciudad que disfrutan todos.

Uno de los momentos más esperados en la llegada de los gigantes burlescos, unas figuras, que cada año lleva una temática diferente y son de grandes dimensiones. La comitiva es precedida de kilos y kilos de confeti y mucha música, numerosos pasacalles y agrupaciones acompañan a estos gigantes por su ruta por la ciudad.

Las mascaras son un elemento común en los disfraces de las personas, donde es tradición llevar máscaras de diferentes colores y estilos desde hace varios siglos. Ya que el carnaval de Niza es muy antiguo, se estima que tiene más de cuatro cientos años desde su primera celebración, pero se estima que es mucho más antiguos ya que las celebraciones paganas de la cuaresma se celebraban en toda Europa durante cientos de años.

Todo termina con la quema de una figura elegida previamente, y una nueva fiesta nocturna. Se estima que durante las casi tres semanas que dura el carnaval en total, pasen por la ciudad casi 2 millones de personas, las cuales, la mayoría son visitantes de otras zonas Francia e Italia, pero prácticamente se espera a visitantes de todo el mundo durante las fiestas del Carnaval de Niza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *