Carnaval de Venecia

Carnaval de Venecia – El carnaval de las mil máscaras

El Carnaval de Venecia es uno de los clásicos de Europa, aunque los recuerdos que se tienen del carnaval veneciano clásico se debe a tiempos ya muy remotos, aunque desde el año 1979, fecha en la que se refundó el carnaval de Venecia, se ha vuelto a intentar a volver a la espectacularidad de épocas pasadas.

Los datos oficiales hablan que las primeras celebraciones del Carnaval de Venecia se remontan al año 1094, donde se encuentran los primeros escritos, pero se conoce, que en la zona ya se practicaba una festividad desde unos cientos de años antes por la zona debido a una leyenda local.

Carnaval de Venecia

La leyenda contaba que unas mujeres del pueblo fueron raptadas por otro poblado y que consiguieron rescatarlas sanas y salvas, una vez regresadas al pueblo, decidieron celebrar la fiesta de las Marías, las que unos leves retoques de calendario después fueron las actuales fiestas de carnaval de Venecia.

La historia de este carnaval se puede separar en dos grandes periodos, el primero va desde su nacimiento como fiesta hasta el 1797, año en el que Napoleón decidió prohibir la celebración de los carnavales de Venecia por temor a que se conjugaran conspiraciones aprovechando el anonimato.

Esto fue un golpe muy duro para el carnaval de Venecia, el cual una vez suspendida la orden de la prohibición, no tomó el mismo el mismo esplendor hasta que fue oficialmente instaurado de nuevo en 1979, desde donde ha ido retomando poco a poco el esplendor de otros años pero cambiando y sabiéndose adaptar a las modernas tradiciones en un total de 10 días de autentica fiesta en toda la ciudad.

El primer periodo es el del esplendor más clásico, creado como vía de escape para la población más pobre, todo el mundo usaba mascaras para ocultar su identidad, así se igualaba a toda la población en unos días de fiesta y alegría en toda la ciudad.

Aunque empezó como una idea del Dux de la ciudad de acercar las clases altas a las bajas, terminó dividiéndose de nuevo, dejando el carnaval de la calle a la gente normal y la aristocracia ocupaba sus mansiones aislándose de la sociedad.

Aunque fue en el último siglo del primer periodo el que consiguió más repercusión en Europa, los trajes que eran típicos consistían en una máscara blanca, un sombrero de tres picos acompañado de ropajes de seda negra, son los que usan en la actualidad por los habitantes de Venecia, los que más se disfrazan en esta época, ya que de los turistas son pocos los que se atreven con estos trajes tan populares.

En la actualidad, el carnaval es una mezcla de tradición y modernidad, donde se disfruta tanto de los actos más típicos como de las nuevas actividades que prepara año tras año el ayuntamiento para el deleite de los asistentes.

Aunque eso si, es una ciudad cara, muy cara, por lo que hay que ir preparado si se decide visitar este carnaval, además saben de la afluencia de público, por lo que los precios suben considerablemente a otros momentos del año.

Durante los diez días que duran los actos principales del carnaval de Venecia se puede disfrutar de diferentes desfiles que se van sucediendo por toda la ciudad, es un momento único para empezar por la tarde con un desfile y seguir encadenando pasacalles y actuaciones hasta altas horas de la madrugada, sin olvidar pasar por sus restaurantes, de un gran nivel, se puede disfrutar de la gastronomía local como de los mejores platos internacionales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *