Los orígenes del carnaval

Anuncios publicitarios

Los orígenes del carnaval

A día de hoy, los carnavales se han convertido en una tradición a nivel mundial en la que durante unos días, la gente sale disfrazada a la calle de festejos hasta su finalización. Si bien estamos hablando de que esos trajes, a diferencia de lo que ocurre en las fechas de Halloween, donde el esquema que siguen son más de temática terrorífica, aquí no encontraremos un esquema definido protocolario para salir disfrazado a la calle.

Si bien, esta “rutina” anual, nos es tan familiar que es habitual que pocos sepan dónde se encuentran los orígenes del carnaval aunque, todo hay que decirlo, no está muy claro el origen concreto, por lo que vamos a encontrar posibles teorías que abordaremos a continuación.

Principalmente vamos a tener dos posibles focos según los historiadores que situarán el origen bien en el Antiguo Egipto, bien en el Imperio Romano, inclusive vemos que podría existir un tercer foco, la Grecia Antigua; en todos los casos, el nexo en común es la época, pues situaremos el origen del carnaval en la Edad Antigua.

Los origenes del carnavalLa primera parada de nuestro pequeño viaje por la antigüedad será Grecia, que no por haberla nombrado en último lugar sea mucho menos importante. Aquí se hace referencia a las fiestas dionisíacas como origen de los carnavales, este evento era dedicado al dios del vino, Dionisio y consistía en un desfile en el que se sacrificaba un cordero (quizás el “entierro de la sardina” de España guarde un cierto parecido con esto, aunque no en su simbología) para dar fuerza a la tierra con la sangre del animal, además de realizarse una representación teatral en la que la música y actores disfrazados con máscaras muy llamativas eran los protagonistas del teatro griego.

La segunda parada será Egipto, donde parece coincidir en que el origen de las fiestas paganas (si tomamos como referencia el cristianismo), dedicadas a los dioses Apis, con el nacimiento del nuevo buey que llevaba su mismo nombre e Isis, la cual se comenzaba en lo que se conoce como la fiesta de las lamentaciones de Isis, que comenzaba con la desaparición de Osiris, para continuar con la “llegada de Isis” y la “reaparición de Osiris”, culminando con la “preñez de Isis” y el culto al nacimiento del hijo de ambos, Harpócrates, una fiesta dedicada a la muerte, resurrección y al nacimiento, que era simbolizado con las primeras cosechas.

La tercera y última parada que vamos realizar será en el Imperio Romano, en las cuales celebraban, a mediados del mes de febrero, unas festividades muy similares a lo que conocemos, siendo el punto de origen de difusión hacia el resto de Europa y el mundo para acabar en lo que conocemos a día de hoy.

En conclusión, tenemos que el carnaval tiene un origen muy disperso y según leamos en uno u otro lado puede tener su origen en una u otra parte del mundo, si parece que los lugares que más destacan entre tanta variedad son: Egipto, Grecia y Roma, en la Edad Antigua, siendo este último, el Imperio, el punto de difusión de la tradición al resto del mundo, de hecho, la propia palabra “carnaval” viene del latín “carne-levare”, que significa “abandonar la carne”.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *