Máscaras de carnaval

Máscaras de carnaval

Uno de los principales atractivos de los carnavales de todo el mundo es el uso de las máscaras. Un objeto que no ha pasado de moda durante el paso de los siglos, y que cada año en lugares como Venecia, es uno de los elementos fundamentales si no quieres que todo el mundo te mire raro desde los pequeños agujeros de las máscaras de carnaval.

Usado en sus orígenes para mezclar a todas las personas de la ciudad por igual, sin que hubiera distinciones de ningún tipo, pero siempre hubo clases, y eso se notaba en la calidad y espectacularidad de las máscaras que han ido evolucionando adoptando diferentes formas y figuras, aunque el modelo “ clásico “ veneciano que podemos ver en la foto de abajo, es el mítico y más usado y demandando en todos los carnavales, por lo que su popularidad es famosa internacionalmente.

Mascaras de carnaval

Desde las máscaras más simples, hasta las más elaboradas, las máscaras siempre ha sido un recurso fácil y sencillo para las personas más humildes, que incluso pueden crearlas sin necesidad de demasiados conocimientos sobre artesanía y manualidades, hasta las más espectaculares y engalanadas, mediante las cuales crean concurso alrededor de ello en numerosos carnavales de Europa y de América.

El uso de las máscaras de carnaval está mitificado dentro de todo lo que conlleva la noche de carnaval, una noche en la que las normas sociales se dejan a un lado para poder disfrutar de los placeres de la vida, por lo que ocultar la identidad es un factor clave para confundirse entre la multitud, y hacer bueno al personaje del anónimo veneciano, el cual en las noches de carnaval, se mezclaba entre la gente, y podía ser un juez, una lavandera o un estudiante el que se encuentra al otro lado de la máscara.

Pero el origen de las máscaras se remonta hasta la antigüedad, donde los egipcios, romanos y griegos ya las utilizaban para sus teatros o fiestas de sociedad, usando prácticamente para lo mismo que en la actualidad, para ocultar el rostro a la gente.

Aunque un nuevo enfoque lo dieron los griegos incorporándolo al teatro, de donde se servían de las máscaras para mimetizarse más con el personaje y al público también, creándose verdaderas distinciones en los actores de la época de cuando llevaban la máscara a cuando no la llevaban, incluso fuera de la obra, donde encarnaban al personaje que interpretaba con la máscara, la cual iba perfectamente adornada y no faltan detalles como el pelo o las formas del cuello y de la cara.

La máscara está presente en muchos ritos, y el del carnaval, a fin de cuentas en un rito, cristianizado de otro pagano anterior, por lo que muchas de las costumbres de esos ritos fueron llevadas al nuevo evento del carnaval, y las máscaras no podía ser menos.

El carnaval de Venecia, por ser el más famoso en el uso de máscaras, ha ido mostrado diferentes tipos durante los años, donde algunas se han quedado como iconos del carnaval y otros se han olvidado en el tiempo.

La mascara conocida como Volto, es la más común durante todos los tiempos de carnaval, de color blanca y forma alargada, es una de las más cómodas de llevar durante toda la festividad, y además, su combinación con el resto del disfraz es muy fácil, siendo la opción más demanda la de usarla junto a un sombrero de tres picos y una larga capa.

La mascara de tipo Bauta es la abuela de todas las máscaras, es la que más se a usado durante todo el tiempo, y la más querida popularmente por la sociedad veneciana. Destaca de ella su sencillez en la confección, pudiendo crearla uno mismo en muy poco tiempo, y la libertad frente a otras máscaras que cubren la cara entera, esta máscara deja libre la boca, lo que se pueden realizar otras acciones como beber o hablar de forma más fácil y sencilla, actualmente en desuso, siempre hay nostálgicos que les gusta recordar épocas pasadas.

Mascaras de carnaval 3

La moretta, es la máscara tradicional de las mujeres venecianas, que la usaban no solo para ir al carnaval, sino también para asistir a misa a la iglesia, o diversas fiestas sociales también estaba aceptada. Fue muy popular entre las mujeres ya que destaca la figura femenina por encima de la belleza del rostro, es una de las más populares durante los carnavales de Venecia.

La arquetípica máscara del médico de la peste es muy conocida en todo el mundo, mal llamada el médico de la muerte, debido a su horrible aspecto, una vez pasada la peste, se convirtió en uno de los disfraces predilectos de casi todo los carnavales de Europa, ya que su composición es muy sencilla y la máscara es una de las más llamativas del carnaval por esa larga nariz que lleva y los ojos de cristal.

Por último, pero no menos popular, las máscaras con forma de cara de gato, tuvieron una gran popular entre la sociedad veneciana, ya que hubo un tiempo, que era realmente difícil ver a un gato callejero por la ciudad, y por lo tanto, era novedoso y de consideración tener gato en casa, por lo que decidieron crear una máscara para tal efecto.

En la actualidad, las que más reinan las calles son las de fantasía, con numerosos adornos y brillantes que hacen que sean unas creaciones realmente admirables, pero también han perdido parte de la esencia que tenia el carnaval de Venecia en particular en sus orígenes.

Mascaras de carnaval 4El uso de máscaras está muy extendido en otros carnavales, como en los de Alemania, en los cuales, se utilizan máscaras enteramente blancas para dar contraste a la pálida tez que los antiguos trabajadores de las minas tenían todos los días.

Las máscaras mexicanas también tienen una gran historia detrás, donde parten de la cultura azteca que las utilizaban para los rituales en los que los sacerdotes las utilizaban para obtener la fuerza del ser representado.

Una vez llegados los españoles, intentaron primero prohibir su utilización, y en vista de que eso no era posible, intentaron mediante su uso, evangelizar a las personas, tampoco tuvo un éxito rotundo, y se decidió no actuar ni legislar más sobre ello, ya que se habían incorporado a tradiciones cristianas, como la semana santa, el uso de máscaras aztecas.

La mayoría de estas máscaras eran creadas por elementos naturales, como hojas, corteza de árbol y otros elementos que podían obtener de la naturaleza, lo que ha impedido que puedan llegar al día de hoy. Por suerte, otras fueron creadas en barro y piedra, y en al actualidad, se cuenta con un gran museo de máscaras de estas épocas realmente interesante, donde se puede observar los distintos modelos que reinaban en la sociedad cuando fueron construidas y sus modificaciones con el paso de los tiempos.

Aunque el uso de las máscaras en la actualidad en toda latino América no está reservado exclusivamente para eventos religiosos, y es bastante frecuente, a diferente que en Europa, donde las máscaras están reservadas casi en exclusividad para los carnavales, que en bailes y fiestas populares se sigan usando las máscaras alegóricas a los aztecas donde además de los grupos y estilos ya mencionados, se pueden distinguir otros estilos de máscaras con categoría propia.

La máscaras de mujer son en su mayoría utilizadas por hombres que representan el papel de la mujer en los bailes y las actuaciones debido a la poca participación de las mujeres en este tipo de eventos. Su decoración es muy dedicada y sus colores muy vivos, realmente llevan un trabajo muy cuidado.

Las máscaras de los europeos representan la batalla de moros y cristianos, donde diferentes máscaras representando a europeos batallan contra máscaras que representan a personas árabes en esta batalla representada por las calles de la ciudad.

La máscara de los ancianos puede representar varias cosas según el evento en el que sean usadas, desde representar al dios del fuego hasta ser la parte cómica del baile. Utilizadas con gran respeto, su elaboración es muy cuidada, donde está caricaturizado divertidamente si es para hacer de cómico, o aseveran sus líneas de expresión y gana fuerza el maquillaje y la vestimenta, si tiene que representar al dios del fuego.

Mascaras de carnaval 2

Los animales tienen una gran importancia en las máscaras, donde todos los animales autóctonos tiene una máscara que los representa. Uno de los más utilizados es el Jaguar o el águila, símbolo de los sacerdotes desde hace milenios, es una de las más demandada, al igual que la serpiente, otro de los animales más representados, el cual en sus orígenes simbolizaba el agua que surca por los ríos y pantanos, pero en la actualidad, está siendo utilizada para simbolizar el demonio, como en la biblia.

Las máscaras sobre los demonios son muy comunes y varias en la tradición popular, dependiendo del país y de la zona, cada cual tiene sus propias máscaras simbolizando al demonio. Con formas grotescas, colores llamativos y bailes descarados, las máscaras del diablo son un clásico en todos los desfiles y bailes que se celebren con máscaras, siempre simbolizando la lucha que tiene el hombre con el bien y el mal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *