Protagonistas del Carnaval de Dunkerque 2016

Anuncios publicitarios

El Carnaval de Dunkerque, del 02 Enero al 26 Abril 2016

Es uno de los más famosos y animados de Francia. Aunque no están muy claros sus orígenes, se considera que las celebraciones del carnaval de Dunkerque provienen de la fusión de una fiesta pagana con la conmemoración de la partida de los pescadores de este puerto hacia Islandia.

Aquí puede ver la programación del carnaval de Dunkerque 2017

Para los marinos, el carnaval era la ocasión de una última fiesta antes de una larga ausencia en alta mar. La tradición ha sido conservada en Dunkerque y febrero se ha convertido en el mes más movido del año, celebrándose durante seis semanas  y hacia la mitad se celebran las ”Trois Joyeuses”,cuatro días seguidos de fiesta.

Protagonistas del Carnaval de Dunkerque

  • Los disfraces del carnaval de Dunkerque

Los disfraces de Dunkerque recuerdan mucho a los originales de cualquier carnaval del mundo. Se trata de ir de cualquier forma, con ropa vieja, o ropa desconjuntada, maquillaje, pelucas, boas de plumas, etc. Cuanto más ridículo y colorido sea el disfraz, mejor. Y la mayoría de los disfraces y máscaras llevan paraguas desde el siglo XIX, una tradición que comenzaron los habitantes de Dunkerque para imitar a los campesinos que venían a la banda con sus inseparables paraguas.

  • Intrigueurs y Figuemens del carnaval de Dunkerque

Unas de las figuras más emblemáticas del Carnaval de Dunkerque son los llamados “intrigueurs” o “figuemen”, que son personas que cambian y disimulan su voz para que los reconozcan. Los “figuemens” se visten con impermeables amarillos, se ponen una máscara y recorren la banda con cañas de pescar en cuyo extremo colocan pescados secos que pasean en medio de la muchedumbre carnavalesca.

  • Carnaval de DunkerquePrimeras líneas de la Banda

Las primeras líneas es el nombre que se le da a los carnavaleros más experimentados que retienen a la banda en el momento de los “chahuts”. Es una figura reconocida y codiciada, ya que es una responsabilidad y un honor conformar las primeras líneas de la banda del carnaval de Dunkerque.

Anuncios publicitarios
  • Desfile de carnaval de Dunkerque

A lo largo del desfile (conocido con el nombre de “Banda”), se producen momentos de éxtasis, los “chahuts” en los que las trompetas y los trombones tocan y la gente se deja llevar por la música, mientras que las primeras filas intentan retenerlos, es cuando el desfile pasa por el ayuntamiento y el gentío se para reclamando al alcalde los famosos “kippers”, que son arenques ahumados envueltos en papel de celofán. En ese momento, desde lo alto del balcón central, el alcalde agita un arenque y la masa grita “Delabarre, des homards”, y son lanzados 450 kilos de arenques

  • Los Gigantes del carnaval de Dunkerque

El Reuze (gigante) es uno de los gigantes más antiguos del carnaval de Dunkerque, su leyenda procede de 1550. A principios del siglo XX, el alcalde de la época hizo construir una familia para él: su mujer, la reuzinne Mietje y sus hijos: Pietje, Boutje y Miesje, protegidos por seis guardias : Allowyn, Dagobert, Gélon, Goliath, Roland, y Samson. Aunque en realidad, fue después de la Segunda Guerra Mundial el momento en el que el gigante empezó a acompañar el carnaval y a partir de los años 90 por su familia.

  • El tambor del carnaval de Dunkerque

El tambor mayor es uno de los personajes esenciales del carnaval de Dunkerque: tiene una función honorífica muy codiciada, ya que supone la consagración en el mundo del carnaval. Se trata de preparar el itinerario de la banda con el ayuntamiento, pero sobre todo mantener la disciplina el día del desfile, tarea nada fácil. Tiene que controlar y guiar a la muchedumbre y a los músicos haciendo señales con su bastón de mando. Para que la orquesta esté bien coordinada, hay también un jefe de instrumentos de viento y otro de pífanos (flautillas). Cada barrio tiene su tambor mayor, aunque todos van vestidos con el mismo traje de soldado napoleónico.

  • El Rigodon del carnaval de Dunkerque

El Rigodon es un momento intenso al final del desfile, cuando en la plaza principal de la ciudad tiene lugar un “chahut” ininterrumpido de una hora en torno a un kiosco, un éxtasis que anuncia el principio del fin y se termina con la “Cantale” a Jean Bart.

  • Momento final del Carnaval: canto a Jean Bart

Después de cuatro horas de fiesta, la masa reúne a los pies de la estatua de Jean Bart, para rendirle un homenaje a este héroe de la ciudad. Fue el corsario más célebre gracias a sus heroicos combates y, sobre todo, a la Batalla del Texel, en la que capturó a una centena de navíos cargados de harina, salvando a Francia del hambre. Gracias a ello, Luis VIX le ofreció un título de noble.

Anuncios publicitarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *